Natalia García-Huidobro se reencanta con Chile con su nueva apuesta flamenca/ LA SEGUNDA


Ver artículo original


Hasta el 25 de marzo se puede ver a la bailaora en el montaje "Acuérdate de mí... Lola" en el GAM. "Ha sido reconciliarme con la idea de trabajar y vivir en Chile", dice la artista.





Dueña de una amplia carrera en el extranjero, la bailaora chilena Natalia García-Huidobro es directora y coreógrafa de "Acuérdate de mí... Lola", una obra de flamenco fusionado, que además, pretende ser un homenaje a las divas del flamenco como Marisol, María Dolores Vargas, pero en especial a la bailaora Lola Flores.

Sin embargo, Natalia hace una aclaración: "Es un homenaje, pero no es una referencia tan clara a ella, es una especie de recuerdo de Lola, de su música y la idea de la diva".

La obra, que debutó el 19 de febrero en el Teatro del Lago, en Frutillar, se presenta en el GAM, donde estará hasta el 25 de marzo. Entre el 12 y el 14 de abril, recorrerá Parral, San Javier y Talca. El 20 estará en la U. de Concepción. Después volverá a Santiago para presentarse los días 2, 3 y 4 de mayo en el Teatro de la Corporación Cultural de Carabineros.

"España me ha abierto la cabeza"

Natalia vive en España desde hace 8 años y asegura que ha sido un agrado volver: "Estoy muy contenta y me gusta mucho trabajar en el GAM. Cuando me fui de Chile no había un teatro con estos técnicos ni esta infraestructura, era mucho más ingrato hacer una obra, era muy difícil. Esto ha sido reconciliarme con la idea de trabajar y vivir en Chile".

-¿Qué ha significado para ti vivir en España?

--Ha sido profundizar mucho en el lenguaje del flamenco, ver buenos bailaores y montajes, me ha abierto la cabeza.

La bailaora dice que este montaje fue un proceso bastante largo, que comenzó en 2008, cuando la invitaron a trabajar con una compañía de circo en Dinamarca.

Esta obra la ha llevado a reflexionar sobre el trabajo de las divas sobre el escenario, algo que tiene relación con su propia historia, pues es hija del actor Cristián García-Huidobro. "Empecé a generar esta idea que tiene bastante que ver con la historia de donde yo vengo, con el trabajo que ha hecho mi papá en el teatro, con haber crecido en los camarines", cuenta.

--¿Cómo te preparas para tus rutinas sobre el escenario?

-Es un desgaste físico bastante fuerte, pero para eso uno se prepara toda la vida estudiando, entrenando y ensayando. Tengo una rutina de calentamiento, hago yoga, lo que me ayuda a abrir la musculatura, los huesos y la cabeza.

- El yoga ayuda para la técnica y la concentración. No sé si soy trabajólica, pero puedo estar bastantes horas atenta al trabajo y no me canso, supongo que eso también lo he desarrollado con el yoga.

Después de su paso por Chile, Natalia volverá a Europa y en junio irá a Francia a dedicarse a un nuevo montaje: "Cambiar de piel".